www.bebesCR.com

Bebés

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Está enfermo
su bebé ?

Los papás y mamás primerizos pasan mucho tiempo preocupándose acerca de lo que deberían hacer si su bebé se enferma. Cómo se puede saber si el niño está realmente enfermo ? Qué se debe hacer ?

Afortunadamente si Usted se toma su tiempo para educarse a sí mismo acerca de los síntomas de posible enfermedad de su bebé, se sentirá más tranquila cuando esto ocurra. Esta lista de síntomas le ayudará a determinar cuándo deberá esperar y observar un poco más a su bebé y cuándo llamar a su pediatra.

Mantener a su bebé tan saludable como sea posible es algo que debe hacer con la ayuda de su pediatra. Recuerde: todo profesional médico desea ayudar y usted nunca debe dudar de buscar su consejo o atención cuando se requiera.

Cuando llame a su pediatra para discutir los posibles síntomas de enfermedad:

  • Qué: Esté preparada para informar de los síntomas de manera precisa.

  • Hace cuánto: informe por cuánto tiempo han estado presentes los síntomas.

  • Si usted recurre a un profesional que normalmente no atiende a su bebé: incluya información adicional como la edad y situaciones anteriores de enfermedad o cualquier otro aspecto de salud que el médico deba conocer.

  • Guarde la calma y sea tan precisa como pueda.

  • La mayoría de las veces el médico querrá saber si el bebé tiene fiebre, qué tan alta y hace cuánto tiempo. Tome la temperatura a su bebé antes de llamar a menos de que se encuentre en una situación de emergencia.

Los recién nacidos, especialmente aquellos de menos de 3 meses, presentan situaciones diferentes para las cuales debe acudir al médico que las que pueden presentar bebés más grandes o infantes. En vista de ello se dan listas separadas para ambas edades.

Síntomas serios para ambos grupos:

Si su recién nacido, bebé o niño tiene alguno de los siguientes síntomas consulte inmediatamente a su médico:

  • Cuello rígido

  • Fontanela abultada

  • Letargia, si su niño es difícil de despertar o no está respondiendo

  • Fiebre de más de 40°C (105°F)

  • Abdomen o testículos hinchados y sensibles

  • Moretones o manchas

  • Llora al tocarlo o moverlo

  • Labios amoratados

  • Respirando con más de 60 inspiraciones por minuto, respirando con dificultad o haciendo sonidos audibles

  • Llorando inconsolablemente por más de dos o tres horas

Síntomas serios en bebés muy pequeños:

La enfermedad, en un bebé de menos de 3 meses, necesita atención especial. Los síntomas pueden ser vagos y confusos y la enfermedad puede empeorar mucho más rápidamente que en niños mayores. Los bebés son especialmente resistentes y las enfermedades serias no son comunes, pero es imprescindible tener ciertos parámetros que nos sirvan de guía. A continuación algunos aspectos que se deben observar:

Fiebre: debe ser tomada en cuenta muy seriamente en este período. Temperaturas de más de 40°C se consideran muy elevadas. Si su bebé presenta fiebre, remueva la prenda más externa de su ropa y tome nuevamente la temperatura después de 15 o 20 minutos. Si no se ha normalizado, llame al pediatra. Podría no tener consecuencias o podría deberse simplemente a un resfriado, pero deje que sea el médico quien evalúe la situación. Esté preparada para informar si su bebé está alimentándose bien, es fácil de despertar, se encuentra activo o presenta algún otro síntoma de enfermedad. En un bebé muy pequeño, el aumento de temperatura puede deberse a que esté más arropado de la cuenta.

Baja temperatura: Los bebés muy pequeños pueden reaccionar a una infección con un descenso en su temperatura. Si la misma es menor a 36.5°C, arrópelo y verifique nuevamente la temperatura después de 15 o 20 minutos. Si la misma no ha regresado a su nivel normal a pesar de estar bien abrigado, llame a su médico de inmediato.

Respiración agitada: Los bebés reaccionan de la misma forma que los niños mayores cuando tienen problemas respiratorios: realizando inspiraciones más fuertes y más seguidas. Sin embargo, se quedan sin energías más rápidamente y tienen problemas para mantener esta mayor demanda lo cual puede afectar su corazón. Cualquier frecuencia mayor a las 60 inspiraciones por minuto es considerada elevada para un bebé muy pequeño. Si el espacio entre las costillas se hace más profundo durante cada inspiración la dificultad para respirar es aún más preocupante. Levante la ropa de su bebé y observe si ello está ocurriendo. Llame a su pediatra lo más pronto posible si se presenta esta situación.

Falta de apetito: todos los bebés presentan períodos de alimentación inferior a lo normal de vegz en cuando. Pero si su bebé los tiene dos o tres veces seguidas y no es lo común podría ser mejor que sea evaluado por un médico. Si está presentando otros signos de enfermedad no dude en llamar a su pediatra cuanto antes.

Vómito: La mayoría de los bebés vomitan ocasionalmente. Pero, si el volumen expelido es mayor a una cucharada, ocurre dos o más veces seguidas o está presentando otros síntomas de enfermedad, es conveniente llamar a su médico. El vómito de color amarillo claro podría ser un síntoma de cierta seriedad. Si el mismo tiene un olor muy fuerte, podría ser a causa de un bloqueo estomacal. Hágalo saber a su médico.

No está orinando: Si un bebé muy pequeño tiene un período de más de 6 horas de no producir orina, o no está mojando seis pañales en un período de 24 horas después de su primer día de vida, podría estar deshidratándose. Llame a su médico. Algunos de los nuevos pañales super absorbentes podrían sentirse secos al tacto cuando usted los revisa. Si está preocupada al respecto, ponga un pequeño trozo de papel higiénico dentro del pañal para poder hacer una comprobación. Si el mismo permanece seco después de 6 horas, consulte al pediatra.