www.bebesCR.com

Bebés

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Cuidados para la piel
de su bebé

Hay algo más perfecto que la piel de su bebé ? Usted no puede hacer otra cosa más que acariciarla y proporcionarle sus mejores cuidados y su bebé lo disfruta tanto como Usted! Proteger la delicada piel de su bebé es una de sus labores más importantes. A pesar de que la piel de su bebé es suave y delicada también es cierto que es a la vez fuerte y resistente. La piel es el órgano de mayor tamaño del cuerpo humano, un grupo de células apiladas juntas para formar una delgada pero fuerte barrera. La piel se renueva constantemente a través de toda la vida en un proceso que se inicia aún antes del nacimiento.

Hidratantes

Para mantener sana la piel de su bebé, debe preservar su suavidad natural y fortaleza. Aún cuando la piel de su bebé no despelleje se beneficiará de la utilización de hidratantes. Para su lubricación diaria utilice jalea de petróleo, Eucerin o algún producto similar. Puede obtener productos sin fragancia con ingredientes tales como aceite mineral o petrolato.

De hecho, utilizar el mismo hidratante que usa usted en su cuerpo es una buena opción en vista de que su piel y la del bebé están en constante contacto. Cualquiera que sea el que seleccione, manténgalo a fin de que la piel de su bebé no tenga que estar reajustándose a los diferentes ingredientes de varios productos.

Cuidado con el sol

Los bebés bajo ningún concepto deben permanecer expuestos directamente a la luz del sol. La piel de su bebé podría resultar con quemaduras en lapsos tan pequeños como 10 o 15 minutos aún en días nublados.

La primera línea de defensa la constituye su ropa. En días cálidos vista a su bebé con ropa liviana de algodón que cubra sus brazos y piernas y asegúrese de cubrir su cabeza con una gorra durante las salidas. Evite mantenerlo fuera de casa cuando los rayos del sol son más fuertes, entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde.

La Asociación Americana de Pediatría ha variado recientemente su punto de viista sobre los bebés y los bloqueadores solares. Previamente se inclinaba contra el uso de protectores solares en bebés de menos de 6 meses de edad. Ahora, sin embargo, dice que no hay evidencia de que pequeñas cantidades de bloqueador en bebés más pequeños, conlleven algún riesgo. De todas maneras, no utilice el protector solar como sustituto de ropa protectora. Utilícelo para cubrir las partes expuestas del cuerpo del bebé como la cara, sus manos y sus pies.

Atención a las uñas

Las pequeñas uñas de su bebé son muy delgadas y afiladas y crecen sorprendentemente rápido. Necesitará recortarlas tan a menudo como dos veces por semana. Esto es muy importante pues los recién nacidos pueden arañarse la cara con sus propias uñas.

Utilice una lima suave, o algún cortador de uñas especial para bebés. Encontrará que es más fácil hacerlo cuando el bebé está dormido. Para evitar daños a la piel de su bebé, presione la yema de su dedito hacia atrás mientras corta. No se asuste demasiado si en algún momento ocasiona alguna pequeña cortadita. Esto ocurre a veces pese a sus mejores esfuerzos. Solamente aplique un poco de presión sobre el área afectada.

Las uñas de los pies crecen más lentamente y son por lo general más suaves. No se necesita tenerlas tan cortas como las de las manos, así que puede recortarlas una o dos veces al mes. Consulte al pediatra si la piel alrededor de las uñas se pone roja o se inflama.

Circuncisión

Cuidar la circuncisión del recién nacido no es difícil si usted sabe lo que debe hacer. Para la semana porterior a la misma, el pene puede aparecer enrojecido y desarrollar una costra amarilla. Mantenga limpia el área usando un jabón suave y agua en cada cambio de pañal. Cubra la cabeza del pene con jalea de petróleo como protector y tape suavemente con una gasa. El médico le dirá por cuánto tiempo utilizar la gasa. Si usted sospecha de infección en algún momento informe de inmediato al médico.

Si su hijo no es circuncidado, lave su pene con agua y jabón al igual que el resto del área del pañal. No trate de forzar hacia atrás la piel que lo cubre lo cual se logra gradualmente, usualmente al fin de su tercer año.

Vestimenta

Vista al recién nacido con una prenda más de las que usted misma está usando para mantenerlo caliente y confortable. Esto significa, excepto para los meses más calientes, una camiseta y pañales, pijama y una cobijita. Cuando la temperatura se eleva por encima de los 24 grados centígrados, puede utilizar una sola capa de vestimenta. Toque a menudo la piel de su bebé para detectar si necesita más o menos ropa. Si sus manos o pies se sienten fríos, adicione una prenda; si los siente muy calientes, remueva una prenda.

Si su bebé es prematuro o tienen poca grasa corporal tiene menos probabilidad de controlar adecuadamente su propia temperatura y puede necesitar más abrigo para mantener la temperatura ideal. Los recién nacidos con muy poco pelo pueden requerir el uso de un gorro, especialmente durante la noche.

La piel de su bebé puede ser sensible a ciertos químicos en la ropa nueva y al jabón o detergente que queda en la misma después del lavado. Para evitar problemas:

  • Lave todas las prendas nuevas antes de que el bebé las use

  • Durante los primeros meses, lave la ropa de su bebé por separado

  • Use un detergente suave y enjuague dos veces