www.bebesCR.com

Bebés

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Al comprar el cochecito para el bebé, debemos hacerlo teniendo varios puntos en cuenta. No sólo debe ser lindo el diseño y el color de su tapizado (temas secundarios). Lo principal es que sea seguro y cómodo para él, y práctico para vos (o quien lo lleve/maneje).

Tu bebé descansará en él desde las primeras salidas, siendo muy bebito, y el efecto que le producirá su andar, seguramente, será el de quedarse dormido... Tu hijo debe entrar en el cochecito sin dificultad... y pensá que lo usará durante 2 años aproximadamente.

El bebé debe estar cómodo y sentirse seguro, de esa manera también será más fácil para quien lo maneje... Y hablando de manejar, debe ser práctico de maniobrar, con ruedas que se deslizen con facilidad por los distintos terrenos; sean éstos calles asfaltadas, adoquinadas, veredas con baldosones o rotas, etc.

Si van de vacaciones, seguramente el cochecito también viajará con ustedes....pensá en la arena, piedritas, o cualquier otra forma de terreno.

Fijate que puedas abrirlo y plegarlo con facilidad, que su peso no sea demasiado elevado, ya que probablemente seas vos quien tenga que acomodarlo en el baúl del auto......y que entre en él....Así también como en el ascensor del edificio donde vives, etc. (a tomar medidas!!!)

Existen desde hace ya hace algunos años los prácticos paraguitas, que son muy cómodos, tanto por el espacio que ocupan, como para plegarlos y colgarlos al hombro, con el bebé en brazos, al subir a un autobús, por ejemplo. Sin embargo debes observar que tengan un buen respaldo, que el bebé conserve su espalda bien apoyada, y no esté encogido de hombros, ya que esto le acarrearía problemas de columna. Y lo anteriormente dicho con referencia a sus ruedas (seguras y giratorias).

También es conveniente que el tapizado puedas extraerlo con facilidad para lavarlo y que te den una garantía al comprarlo, por algún desperfecto que pueda tener el rodado y no sea por el mal uso.

Debes averiguar si en caso de pérdida o alguna rotura de las partes, conseguirías repuesto sin mayores problemas.

Ahora sí, con estos consejos, podés ponerte en campaña para elegir el cochecito para tu bebé.


Año I - Nº 4

Junio de 2000